Los falsos mitos sobre el pan

Los falsos mitos sobre el pan

cruasanes_logoLos datos son reveladores de la nueva forma de pensar sobre el pan: en los años 60 se consumía una media de 134 kilos por persona y año, mientras que hoy día apenas llegamos a los 53 kilos. Así lo desvela un estudio citado por la empresa Zeelandia.

En este medio siglo muchas variables han cambiado: nuevas dietas, hábitos de consumo, sociales y, entre otros, falsos mitos.

El pan es un alimento básico. Así lo expresa la Organización Mundial de la Salud, incluyéndolo como uno de los ingredientes obligatorios de una dieta ideal diaria. Y ayuda a cumplir con esta máxima el hecho de que muchos de los mitos que asolan el pan son falsos.

Para empezar, no engorda. Siempre se dice que lo perjudicial es lo que le ponemos dentro, o aquello en lo que lo mojamos antes de comerlo. Pasa lo mismo con la pasta y otros hidratos de carbono que, habitualmente, consumimos bañados en salsas hipercalóricas.

El pan tostado es igual que el fresco en número de calorías, por lo que no tiene sentido optar por tostarlo para las dietas de bajada de peso. Además, suele consumirse integral pensando que así se podrán comer más, cuando la diferencia estriba en la cantidad de fibra, solamente.

Son algunas de las creencias populares que han afectado al consumo de pan, dejándolo de lado en las dietas diarias, a pesar de su importancia.

Categories : Blog

Los comentarios están cerrados.